¿Sabes cuánto dinero se van a gastar en campañas federales los candidatos del Edomex?

En todo el país, cada uno de los candidatos y candidatas que buscan una curul federal podrán gastar un millón 648 mil 189 pesos durante los 58 días que duran las campañas, es decir, 28 mil 417 pesos diarios para conseguir el voto del electorado en su distrito.

Te recomendamos: Las elecciones más complejas de México

En la contienda mexiquense participan 314 candidatos de los 10 partidos y las dos coaliciones que se conformaron a nivel nacional, pues no alcanzó a llegar ninguna persona con perfil independiente, al no reunir las firmas de apoyo necesarias, y se quedaron en el camino.

Con el tope de gastos de campaña que autorizó el Instituto Nacional Electoral, los gastos de campaña en la entidad no podrán rebasar los 517.5 millones de pesos. Si algún candidato lo hace, no podrá recibir su constancia de triunfo; además, el partido que lo postuló sería acreedor de una una multa millonaria.

En estos gastos no se contabiliza el costo que implican los spots en radio y televisión que tienen los partidos, coaliciones y candidaturas de manera personal desde el pasado 4 de abril y hasta el 2 de junio, pues son gratuitos porque forman parte de los tiempos oficiales del gobierno federal.

Debido a que los 300 distritos que se renuevan en todo el país tienen una cantidad similar de electores, el INE fijó un solo monto como tope de gastos y ordenó un control estricto de los gastos, los cuales deben ser reportados diariamente ante la plataforma de la Unidad de Fiscalización del INE.

Para entender mejor: Elecciones 2021, las más grandes en la historia del país, se disputarán 21 mil cargos

Con esa medida se verifica que los partidos cumplan con las reglas establecidas en la ley, que contempla no usar recursos públicos, ni de procedencia ilícita, ni del extranjero, ni del clero.

Los partidos solo recibirán aportaciones individuales en dinero o en especie, pero se deben contabilizar y no deben rebasar los límites impuestos en el caso de simpatizantes o miembros afiliados.  

¿De dónde sale el dinero?

El INE revisa que los recursos privados no rebasen los ingresos públicos, que son los que cada partido recibe como financiamiento para promover el voto durante las campañas.

A los 10 partidos les tocan mil 575.2 millones de pesos de recursos públicos para sufragar sus gastos de campaña, exclusivamente. Si les sobra dinero lo deben regresar a la Tesorería de la Federación.

Lo mismo pasa con los independientes de todo el país, a quienes les están distribuyendo 31.5 millones de pesos en partes iguales.

El reparto de recursos, con base en la norma federal, favorece a quien tiene más votos en la última elección, que en este caso es Morena, el cual dispone de 490.9 millones de pesos para todo el país, seguido del PAN con 269.7, el PRI 254 millones y 124.3 millones para el PRD.

En el caso del PVEM cuenta con 118.6 millones, Movimiento Ciudadano con 114.3 millones, el PT 108.7 millones y a cada uno de los tres partidos nuevos: Partido Encuentro Solidario, Redes Sociales Progresistas y Fuerza por México, les corresponden 31.5 millones de pesos.

A estas cantidades los partidos, simpatizantes, militantes y participantes podrán sumar otras entradas, sin que puedan superar lo que reciben del erario federal y sin rebasar los topes de gastos que ascienden a 494.5 millones por partido, si llevan candidatas y candidatos en los 300 distritos.

Eso significa que Morena no necesita sumar dinero privado a lo que le toca de financiamiento público, pero otros, como el PRI sí necesitan más recursos para llegar al tope.

Por ley cada partido político podrá recibir este año aportaciones de sus militantes por hasta 105 millones de pesos, 42.9 millones de aportaciones, 42.9 millones en conjunto todos los candidatos y el límite individual es de 2.1 millones de pesos, contando dinero y apoyo en especie.

Recursos centralizados

A nivel nacional, cada partido maneja sus recursos. Desde ahí se compra a granel publicidad. En algunos casos turnan una parte para que los comités estatales los distribuyan entre sus candidatos y candidatas, pero normalmente las entregas son en especie.

Todo es fiscalizable y todo cuenta en los gastos, desde el uso de unidades y oficinas, aunque sean propias, se monitorea los medios de comunicación para determinar inversiones, asisten a actividades proselitistas y contabilizan desde pañuelos, hasta sillas ocupadas por los partidos y equipos de promoción.

El resultado de la fiscalización estará lista a finales de agosto, para impedir que tomen protesta quienes rebasen el límite de gastos o cometan faltas graves.

Deja un comentario

To top